Contáctenos: +34 922 098 062
  • Español

Snapchat

AYTHAMI GONZÁLEZ Asesoramiento y Gestión Patrimonial en Cross Capital

 

06-03-2017

 

Lo han vuelto a hacer, después de Facebook y Twitter, una vez más, una empresa tecnológica estadounidense dedicada a las redes sociales ha salido a bolsa con un éxito rotundo. El pasado jueves se produjo el salto al parqué de Snap Inc., empresa que da nombre a su producto estrella Snapchat, aplicación móvil de envío de mensajes y videos instantáneos entre usuarios con la cualidad de que desaparecen en 24 horas una vez enviados. Esta aplicación nace en 2010 de la mano de dos estudiantes de Stanford, Evan Spiegel y Bobby Murphy, tan solo tres años más tarde ya se enviaban 14.000 millones de fotos y videos diarios y la empresa estaba valorada en 10.000 millones de dólares americanos. La OPV (Oferta Pública de Venta) estaba fijada en 17 dólares por título pero nada más comenzar la cotización en la bolsa de Nueva York su precio alcanzó los 24 dólares, un incremento del 40% llegando incluso hasta los 25,20$ en medio de la sesión, es decir, un 48,2% de revalorización en su primer día de cotización ¿Cuál es el dato más relevante? La empresa genera pérdidas, en concreto, -514 millones de dólares en 2016.

Facebook ha supuesto un antes y un después en el valor de la información y la venta de datos en internet, la red social sabe todo sobre nosotros y esto le ha generado millones de dólares de beneficio. Facebook salió a bolsa en 2012 a un precio de 38$ cuando su beneficio neto apenas superaba los 53 millones de dólares anuales, hoy la empresa vale casi 4 veces más, 136,7$, y su facturación en 2016 llegó a los 27.638 millones (Beneficio neto 10.217 millones de dólares). No tan exitoso ha sido el caso de Twitter, en 2013 su OPV se fijó en 26$ por título y el primer día de cotización subió un 73% hasta los 44,90$ superando los 31.000 millones de dólares de valoración. A diferencia de Facebook, Twitter daba pérdidas (aprox. -79 millones de dólares) pero sus previsiones de ingresos eran enormes ya que tenían 200 millones de usuarios activos al mes. Tras llegar a los 73$ por acción a finales de 2013, el valor ha sufrido un desplome imparable y actualmente, ante varios intentos fallidos de venta, cotiza una depreciación del 78% desde máximos (15,79$). Su beneficio neto han pasado de -79 a -460 millones de dólares y el número de usuarios disminuye a cuentagotas ¿Estaremos viviendo una nueva burbuja “puntocom”? Valorar en más de 30.000 millones a una empresa que hasta ahora solo han dado pérdidas no parece del todo razonable; si bien Facebook ha sabido rentabilizar su negocio, no todas las redes sociales pueden seguir su estela.

Snapchat ha experimentado el mayor crecimiento de usuarios hasta ahora nunca visto y el crecimiento en su facturación ha sido de un 589% en 2016, su Business Plan se centrará en introducir publicidad entre los mensajes enviados, imaginamos a modo de pop-up, para obligar a sus usuarios a visualizarlo y ya están a la venta sus nuevas gafas inteligentes Spectacles. Sobre el papel parece todo perfecto y la tendencia al alza del negocio es clara, pero quizás los inversores no han tenido en cuenta la gran competencia que hay en el sector de las redes sociales y la vulnerabilidad ante un producto altamente sustitutivo. Facebook le ha declarado la guerra sin ningún tipo de pudor y ha copiado exactamente las funcionalidades de Snapchat para sus tres plataformas Facebook, Instagram y Whatsapp.

Los números de Snapchat por ahora se parecen más a los de Twitter que a los de Facebook, quizás estemos ante una nueva perla del club de los nuevos millonarios o ante la evidencia de que las burbujas y las euforias bursátiles nunca desaparecerán de los mercados.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies