Contáctenos: +34 922 098 062

Primeros efectos del coronavirus

Efectos económicos coronavirus

AARÓN RODRÍGUEZASESORAMIENTO Y GESTIÓN PATRIMONIAL

19/01/2020

La epidemia del coronavirus de Wuhan (COVID-19) continúa centrando la atención de los inversores. Grosso modo lo que ha sucedido estos últimos días es que China ha revisado al alza el número de infecciones, la empresa china de comercio electrónico Alibaba presentó resultados y actualizó las perspectivas de crecimiento, Japón reportó la primera víctima a la que además no se le ha encontrado conexión con Wuhan, la Comisión Europea advirtió del riesgo del virus para la economía de la región, la Agencia Internacional de Energía anuncia que la demanda de crudo caerá por primera vez en más de una década y, para rematar, un experto en bioestadística que colabora con la Organización Mundial de la Salud, advierte que la infección podría llegar a afectar a dos tercios de la población mundial. Todo son alarmas mientras las bolsas mundiales baten máximos.

 

La profundidad, amplitud y extensión de este nuevo coronavirus (COVID-19) sigue siendo incierta; simplemente aún es muy pronto para saberlo. Los pesimistas señalan el hecho de que el número de casos y muertes confirmados se ha disparado más allá del SARS y aún no ha alcanzado su punto máximo; el peligro de que mute a una forma más virulenta; un período de incubación que podría ser de dos semanas o más; signos de que existen pasajeros asintomáticos (lo que puede dificultar el control); y que no se puede descartar una segunda ola de infecciones (similar a lo que sucedió durante el SARS). Por otro lado, los optimistas señalan que su propagación fuera de China ha sido limitada (solo el 1% de los casos confirmados); y que la tasa de aumento en los casos diarios confirmados se está desacelerando, además de que aumentan los casos de recuperaciones.

 

Pero para tener una pista de lo que está viviendo el país, la presentación de resultados de Alibaba hace una semana -propietaria de Aliexpress- ha sido, sin duda, de los eventos más importantes. La compañía evitó responder a varias de las preguntas y se limitó a advertir que los resultados del trimestre en curso se verán perjudicados por el fuerte impacto en el consumo y la producción que está teniendo el coronavirus. Hasta aquí nada nuevo. El país tuvo que anular las festividades del año nuevo chino y ampliar el periodo de vacaciones para todos los trabajadores del país. Los empleados al no poder acceder a sus puestos de trabajo paralizan la economía y los consumidores, al encontrarse con las tiendas cerradas, no consumen, así de sencillo. Lo llamativo es que advirtieron de un cambio en los patrones de compra de los consumidores, “retirando” el gasto en lo que se conoce como consumo discrecional, esto es, cualquier bien o servicio no esencial para el día a día (viajes, ocio, lujo…).

 

Y es que eso de retirar el gasto es lo que mosquea. Es la principal empresa de comercio electrónico tanto para mayoristas como minoristas, y está claro que son los primeros en detectar patrones de comportamiento, pero, al menos para nosotros, no quedó muy claro si se refería exclusivamente a esto o, si además están recibiendo peticiones de devoluciones. Si bien es cierto que no nombraron la palabra “refund”, en este tipo de empresas primero pagas y luego recibes el pedido, por lo que es probable que el consumidor esté solicitando la cancelación del pedido que aún no ha sido enviado -y no ha sido enviado por razones obvias-. Podría no parecer relevante, pero ciertamente las devoluciones o cancelaciones, harían más daño en el corto plazo e incrementarían la intervención de un banco central que no las tiene todas consigo. La inflación ya está por encima del objetivo del banco y en enero además fue superior a la esperada; si optan por subir tipos para controlar los precios, encarecerán el endeudamiento de las empresas en el peor momento; si por el contrario los bajan para seguir inyectando dinero, favorecerán el aumento de inflación.

 

En cuanto a Europa, Alemania es el país más expuesto al mercado chino donde destaca el sector auto, que en el mes de enero registró una caída del 20% en ventas, la mayor desde 2012. Aún así, la Comisión Europea no ve riesgos estructurales y considera que el crecimiento de la región se mantendrá estable siempre que se consiga controlar durante el primer trimestre. Sea como fuere, esperamos que la situación se controle pronto, por el bien de todos.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies